Mostrando entradas con la etiqueta Harry Dresden. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Harry Dresden. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de noviembre de 2012

El trono blanco





Ultimo libro de la saga de Harry Dresden publicado en España.


Harry pasa por un mal momento sexual, lleva cuatro años sin "mojar", como el mismo se encarga de airear al viento. Decente y enamoradizo no es capaz de caer en las redes del acto erótico sin la profundidad que le demanda al acto. Para más inri la persona que podría solventar ese problema no le ama, o por lo menos no de la forma que Harry querría.

Si a ello le añadimos una guerra entre magos y vampiros, una aprendiz difícil de controlar, una hermano que te oculta un secreto, desapariciones y muertes a manos de una asesino en serie y alguien más...el escenario está servido. 

En cuanto a mi opinión me remito a la entrada anterior "Culpable" del mismo autor y mismo personaje, eso si, no me resisto a mencionar el beso de Harry con Laura (¿); genial, irreverente y subidito de tono, pero de un tono que se agradece.



Esperaremos con paciencia el siguiente libro.

Un saludo.
Ani.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Culpable

by Jim Butcher.


Que bueno es comprobar que la química de la transformación del vino es algo que se puede trasladar a la literatura de evasión.

Me explico.

Los primeros tomos de la serie de Harry Dresden me dejaron un sabor un tanto... insípido, aunque su lectura fue rápida y fluida, siempre me quedó un sabor que no llegaba a la plena satisfacción del que busca en la novela un recuerdo  que trascienda su lectura.

En estos últimos tomos, concretamente en el que estoy reseñando, la fermentación que el autor ha imbuido a sus personaje ha eclosionado en un arco iris de color que ha repercutido muy positivamente en la degustación final de la obra. Un sabor amargo pero con el cuerpo necesario para que mis papilas neuronales sigan degustándolo después de su ingesta. 

Si algo había que achacarle la obra de Harry Dresdem, es su excesivo recato a la hora de detallar personajes, situaciones y acciones. Hasta la llegada de "Culpable", siempre he creído que Jim Butcher se contenía en exceso a la hora de hablar de sexo, sangre y en resumen todas las pasiones que por gracia o desgracia han hecho de nuestra historia un inenarrable compendio de horrores y realidades difícilmente aceptables por los descendientes   de los que las cometieron.

Una obra en inicio para un público que se estaba acercando a la dura realidad de la complejidad humana y que aun así, mantenido la madurez necesaria para convertirse en un obra adulta y sin pelos en la lengua.

No sé cuanto tiempo ha tenido Jim Butcher la obra enclaustrada en toneles de roble, pero el resultado final es muy, pero que muy aceptable.

Una pizca de erotismo y malicia sana enriquecen la novela... mucho ha tardado el autor en soltarse el pelo, como decimos por estos lares.




Un saludo.
Ani.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...