Mostrando entradas con la etiqueta Medicina pública. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Medicina pública. Mostrar todas las entradas

martes, 30 de julio de 2013

Jubilación forzosa de los médicos castellano-manchegos.



Esta mañana he leído una noticia que no solo me ha alegrado el día, sino que ha permitido regodearme un poco con la cara que se les tiene que quedar a algunos de esos mentecatos que además son mentirosos compulsivos y que parece que no tiene más neurona que la de la "mala política".

La noticia en cuestión es esta: http://www.publico.es/460204/una-sentencia-anula-la-jubilacion-forzosa-de-los-medicos-castellano-manchegos y creo que todo el mundo debería hacerse eco de ella, sobre todo, si eres manchego.


No hay que ser muy avispado ni tener grandes conocimientos de "nada" para saber que la experiencia de los médicos es fundamental en una profesión donde un diagnóstico equivocado puede provocar efectos desastrosos.

El otro día fui al centro médico con mi hija de ocho años. Nos atendió un doctor ya entrado en años, supongo que estaría ya cerca de los sesenta y cinco. El caso es, que por algún comentario que ahora no recuerdo, se sinceró conmigo. Me comentó que pronto lo jubilarían de forma forzosa; en un momento de su vida que profesionalmente se ha convertido en "su época dorada". El doctor se encuentra en plenitud de todas sus facultades tanto mentales como físicas y la ilusión que tiene por continuar una profesión que además de apasionarle le hace partícipe de una de las, cada vez menos, "cosas buenas" que tiene esta sociedad.

Estábamos en ello cuando muy educadamente llamarón a la puerta. Era la doctora que ocupaba la consulta contigua a la del doctor. 

Está, una joven de veintitantos años, le pregunto a "mi doctor" si podía ir a su consulta para ver a un paciente. Acto seguido, el doctor y la doctora se excusaron y salieron de la sala...

Todo cuanto pueda escribir no bastaría para plasmar la realidad de una profesión y que hoy más que nunca está necesitada de la sabiduría de nuestros médicos más experimentados.

El doctor volvió...

Tras continuar con el la conversación, diagnóstico y demás... nos dimos la mano efusivamente y con la complicidad que provocan ideas semejantes, nos despedimos emocionados con una frase de Paulo Cohelo que me pareció afortunada: 

--"Ellos son muchos, pero nosotros somos más".

--¡Si señor! - dijo el doctor con la mirada del que sabe que al final la razón se impondrá.

Un saludo.
Ani.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...