Mostrando entradas con la etiqueta Norte oscuro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Norte oscuro. Mostrar todas las entradas

lunes, 25 de junio de 2012

Norte Oscuro






Con este libro me ha surgido una pregunta. El hecho de ser un lector empedernido... nos habilita para identificar el sexo del autor mediante la lectura de su obra? Esta pregunta puede ser mal interpretada por determinados sectores que siempre están a la caza de frases o ideas en discordia con su único discurso argumental sobre tal o cual idea o concepto, así que no me extraña que se me tilde de cualquier barbaridad por parte de alguno de esos grupos de enfermos indocumentados...

Cuando empecé a leer el libro, el nombre del autor me pareció masculino. Estaba equivocado, es una mujer y que escribe muy bien. La ubicación de la obra en una época cruel y brutal no hace sino hacer más atractivo el personaje principal de la novela. Un personaje dibujado con trazos finos pero firmes al mismo tiempo. Un personaje peculiar y que no ha dejado de sorprenderme por su personalidad ruda y al mismo tiempo delicada. Algo que solo Guillian Bradschaw creo que es capaz de materializar con esa maestría que, bajo mi juicio, ha acompañado al personaje durante toda la obra.

Un Etíope en una compañía auxiliar de mauritanos destacados en el muro de Adriano...un chistoso desvergonzado (esto es novedoso para mí) no carente de esa rudeza que se necesita para ser legionario romano y un enamoradizo enconado como el más dulce de los donceles.

La peculiar personalidad con la que Gillian imbuye al personaje principal me ha cautivado desde el principio al fin. Su rudeza, su delicadeza, asesino frío cuando ha de serlo, cachondo irreverente (aquí me sorprendió gratamente, pero hay que leer el libro para saber de qué hablo) y apasionado amante; de una o mil hembras que se puedan poner a tiro. Ya he dicho antes que se enamora fácilmente y que juega con esa inteligente
sapiencia femenina con la que la autora ha sabido impregnar al personaje. Libre de ataduras y lastres, demuestra lo voluble que puede llegar a ser el juego amoroso y nos soprende con algún giro argumental que se agradece por su decencia ética.

Interesante son también las notas de la autora sobre la obra que desvelan gran parte del material con el que trabajó para deleitarnos con una novela más que interesante y que cualquiera que no esté "idiotizado" podrá disfrutar, creo yo, con gran placer.

Ani


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...