Mostrando entradas con la etiqueta chica sexy. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta chica sexy. Mostrar todas las entradas

miércoles, 28 de mayo de 2014

Los héroes

Joe Abercrombie.



No se si la psicología realmente tiene una finalidad efectiva en la mente de las personas. De lo que no hay duda, es de que Abercrombie, y no sabemos si por haber estudiado psicología o por otras aptitudes de su naturaleza, conoce a la perfección la mente humana.

Sus personajes lejos de simbolizar al ciudadano medio de cualquier sociedad, tienen una personalidad y complejidad tal, que difícilmente alguno de ellos pasará desapercibido. Su dominio de la historia pasada y moderna crea unos escenarios para estos personajes que forman una dualidad fascinante y que encumbra sus obras de "espada y brujería" a lo más alto de la cúspide donde erige su dominio la creatividad novelada.




Su obra, majestuosa y abundante en conceptos que no pasarán nunca de actualidad nos enfrenta a los eternos problemas que desde siempre han sembrado la dicha y la desdicha por igual en cualquier sociedad que hayamos conocido. La religión, la filosofía, el amor, la ética y un largo etcétera son el alma mater de unas historias que siembran el desconcierto y la reflexión en aquellos que tenemos el placer de leerlas.

No exentos de gracia y diversión, sus libros, son un deleite narrativo para el espíritu de cualquier ciudadano medio.

"Los héroes" es la historia de una guerra desquiciada y sin sentido como todas las guerras habidas y por haber. La siempre conocida verdad de cualquier guerra, y que no es otra sino la estupidez de su naturaleza y de las personas que se empeñan en llevarla a cabo. Y en medio, las víctimas de esa aberrante acción tan repetida que no desparece pese a siglos de experiencia y de dolor. 

Una lectura apasionante, reflexiva si se sabe donde mirar y divertida pese a todo el horror que se relata en ella.



Un saludo.
Ani.

domingo, 21 de julio de 2013

Un pequeño favor.

Jim Butcher.

Décimo volumen de la saga de Harry Dresden.

"
Harry Dresden está pletórico: en un año, no ha sufrido ninguna tentativa de asesinato. El mayor problema que ha tenido últimamente ha sido lidiar con la torpeza patológica de su nueva aprendiz, así que el futuro parece halagüeño. Por desgracia, el pasado no es, ni de lejos, tan benévolo. 

Una vieja deuda lo ata a Mab, monarca de las hadas de la Corte de Invierno y reina del Aire y la Oscuridad. Harry le debe aún dos favores y el momento de saldar cuentas ha llegado. Aparentemente, se trata solo de resolver una menudencia, pero no puede negarse. Acabará atrapado entre un enemigo espeluznante y un aliado mortífero, obligándolo a medir sus lealtades y probar los límites de su destreza. Vaya sorpresa. 

Jim Butcher es un fenómeno en Estados Unidos, donde los libros de Harry Dresden copan rápidamente los primeros puestos en las listas de los más vendidos. El autor reparte su tiempo entre las obras de esta serie, que lo han hecho famoso, y la saga fantástica ‘Codex Alera’
"

Con diez libros a las espaldas, cualquier lectura que tenga como protagonista a Harry, es bienvenida. Al principio de la serie es difícil empatizar con el personaje, tal vez la ligereza de la lectura tenga gran culpa de ello. Pero como el buen vino, puede tardar más o menos; siempre dependerá del paladar del degustador, y en este caso, cuanto más añejo está el líquido más agradable se hace a "mi paladar".








Todo en la serie ha evolucionado, las situaciones comprometedoras se suceden a lo largo de la narración y estás no hacen sino aflorar a la superficie los sentimientos, cada vez más complejos,  de nuestros protagonistas. El autor, al igual que la narración (¡que sorpresa!) ha pasado al siguiente nivel evolutivo (puf) y nos deleita con una riqueza de matices enfrentada al despropósito de los personajes , casi todos inhumanos y carentes del más mínimo atisbo de moralidad.

Una lectura envolvente no carente de esa sintonía filosófica que convierte una historia simplona y rápida en algo mucho más complejo y acaramelizado para mis neuronas.


Después de leer este libro, me surge una reflexión. 

¿Porqué será que la maldad siempre viene envuelta en papel de celofán?.



Un saludo.
Ani.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Nocturnidad



Un pensamiento me viene a la cabeza , despues otro y otro y ... un porrón de pensamientos. Casi todos ellos terminan en una encrucijada, y está, me deja un sabor a almendras amargas. El final se puede resumir como un "no hay solución", y por supuesto no me refiero a la crisis que nos asola estos últimos años, me refiero a la crisis continuada a lo largo de siglos que nos acompaña por el triste hecho de que el ser humano no tiene remedio. 

Pienso en la política y lo veo ahí. Paso a la caza y tambien está ahí, detras de una mata con una escopeta de tres mil euros y una panza que no debería de ser tan prominente. Me paso a los toros y lo veo con el puto puro en la boca, la misma jeta de satisfacción y ... la panza, siempre la panza: prominente, puntiaguda, colgante. ¡ Que asco !.

Me dirijo a los más desfavorecidos y veo niños que mueren de hambre, asesinados, violados , abandonados... y el cabrón aparece de nuevo con palabras de regocijo, falsas promesas y su panza a punto de reventar, llena de mentiras y tejemanejes que solo los que son como el se creen.

Una mujer es asesinada a cuchilladas por su "marido", la sociedad no funciona, o por lo menos no está. Pero no pasa nada, hay una división de policias que creen que pueden hacer algo. Así se lo han metido en la cabeza  - pobres infelices - la solución está más allá de su trabajo. Pero me lo creo, estoy en el sofá oyendo las noticias y tengo que creer que el sistema , donde yo estoy tan acomodado, es el mejor que se pueda crear. Todo marcha bien, no hay de qué preocuparse, la sociedad funciona...

Desgraciados que en nombre de tal o cual religión, matán y se ensañan con el primer objetivo que aparece ante sus ojos para mitigar el puñetero dolor que la sociedad les está ocasionando. Otros desgraciados en nombre de no se sabe qué principios constitucionales ejecutan las mismas acciones que los anteriores desgraciados, esta vez en nombre de otra cosa, por supuesto... y allí al final la encrucijada... no existe una solución.

Trajeados o no , pero satisfechos con su labor, ubicados en una puñetera sociedad cuyos dirigentes y votantes se empeñan en mantener. Esto ya lo hemos conocido. Está escrito, se llama historia, relatado en  los libros de texto que tanto esfuerzo cuesta abrir hoy en día, es más fácil sintonizar a los desgraciados de la tele que te cuenta sus miserias o las de otras personas sin un ápice de conocimiento humano. Y son pobres diablos no solo los que las cuenta sino también los que se las dan de ser objetivos, de no inmiscuirse en la noticia, de su profesionalidad impoluta y esplendorosa...pero cómo coj... no se puede tomar partido cuando a ese tipo lo están matando lentamente? mentiras, falta de ética humana y profesional, desverguenza escandalosa merecedora del martirio... encrucijada... no hay solución.

Ni reviso la entrada ni pongo una imagen en consonancia con la misma... total: no hay solución.

 

Un saludo.
Ani.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...