Mostrando entradas con la etiqueta crisis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crisis. Mostrar todas las entradas

jueves, 20 de septiembre de 2012

Nocturnidad



Un pensamiento me viene a la cabeza , despues otro y otro y ... un porrón de pensamientos. Casi todos ellos terminan en una encrucijada, y está, me deja un sabor a almendras amargas. El final se puede resumir como un "no hay solución", y por supuesto no me refiero a la crisis que nos asola estos últimos años, me refiero a la crisis continuada a lo largo de siglos que nos acompaña por el triste hecho de que el ser humano no tiene remedio. 

Pienso en la política y lo veo ahí. Paso a la caza y tambien está ahí, detras de una mata con una escopeta de tres mil euros y una panza que no debería de ser tan prominente. Me paso a los toros y lo veo con el puto puro en la boca, la misma jeta de satisfacción y ... la panza, siempre la panza: prominente, puntiaguda, colgante. ¡ Que asco !.

Me dirijo a los más desfavorecidos y veo niños que mueren de hambre, asesinados, violados , abandonados... y el cabrón aparece de nuevo con palabras de regocijo, falsas promesas y su panza a punto de reventar, llena de mentiras y tejemanejes que solo los que son como el se creen.

Una mujer es asesinada a cuchilladas por su "marido", la sociedad no funciona, o por lo menos no está. Pero no pasa nada, hay una división de policias que creen que pueden hacer algo. Así se lo han metido en la cabeza  - pobres infelices - la solución está más allá de su trabajo. Pero me lo creo, estoy en el sofá oyendo las noticias y tengo que creer que el sistema , donde yo estoy tan acomodado, es el mejor que se pueda crear. Todo marcha bien, no hay de qué preocuparse, la sociedad funciona...

Desgraciados que en nombre de tal o cual religión, matán y se ensañan con el primer objetivo que aparece ante sus ojos para mitigar el puñetero dolor que la sociedad les está ocasionando. Otros desgraciados en nombre de no se sabe qué principios constitucionales ejecutan las mismas acciones que los anteriores desgraciados, esta vez en nombre de otra cosa, por supuesto... y allí al final la encrucijada... no existe una solución.

Trajeados o no , pero satisfechos con su labor, ubicados en una puñetera sociedad cuyos dirigentes y votantes se empeñan en mantener. Esto ya lo hemos conocido. Está escrito, se llama historia, relatado en  los libros de texto que tanto esfuerzo cuesta abrir hoy en día, es más fácil sintonizar a los desgraciados de la tele que te cuenta sus miserias o las de otras personas sin un ápice de conocimiento humano. Y son pobres diablos no solo los que las cuenta sino también los que se las dan de ser objetivos, de no inmiscuirse en la noticia, de su profesionalidad impoluta y esplendorosa...pero cómo coj... no se puede tomar partido cuando a ese tipo lo están matando lentamente? mentiras, falta de ética humana y profesional, desverguenza escandalosa merecedora del martirio... encrucijada... no hay solución.

Ni reviso la entrada ni pongo una imagen en consonancia con la misma... total: no hay solución.

 

Un saludo.
Ani.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...